Ambientes que impulsan el bienestar y la productividad
02
May

La naturaleza es el escenario de las historias que se tejen en Panamá Pacífico, en los hogares, en las escuelas, en las empresas y en el andar de los visitantes. Nuestra comunidad se desarrolla como un espacio permanente de verdadera conexión con el entorno natural que nos envuelve. Promover e inspirar esta conexión es parte de nuestra cultura. ¿Quieres descubrir cómo vivirla al máximo?

En Panamá Pacífico, el verdor es mucho más que paisajismo y lindos escenarios, gracias a una biodiversidad que incluye más de 360 especies y un plan maestro que contempla un estilo de vida bajo una mirada ecoamigable y sostenible. De esta manera se fortalece la biofilia, ese sentido de conexión de las personas con la naturaleza y otras formas de vida. Hoy la biofilia se vive en nuestra comunidad de muchas formas, algunas personas plantan pequeños huertos, otros toman la bicicleta o salen a correr. Para unos más, la biofilia se expresa en jugar con sus hijos al aire libre, hacer un picnic, pasear a su mascota o acostarse sobre el césped. Nuestra visión impulsa proyectos y actividades que promueven cada días más el bienestar de nuestra comunidad a través de la biofilia.

En el vivero de Panamá Pacífico crecen más de 12 mil plantas que, cuando estén listas en maduración, se trasladarán a sus nuevos hogares como parte del paisaje de Panamá Pacífico. En este refugio de vegetación no solo se reproducen especies nativas con fines ornamentales, sino que también es la guardería donde crecen plantas rescatadas de áreas en desarrollo.

Nuestra comunidad está inmersa en la naturaleza, por lo cual es probable que en algún momento las personas y los animales silvestres lleguen a estar cerca, y este es parte del encanto de Panamá Pacífico. Estos maravillosos encuentros deben darse de manera segura tanto para los animales como para las personas, y el guardafauna de Panamá Pacífico es el encargado de preservar y acompañar esa armonía.

Ciclistas profesionales y aficionados, y familias de paseo llegan a pedalear aquí los domingos en las calles libres de autos. Hace un año, la ciclovía dominical se extendió con una ruta permanente para residentes. Nuestro propósito es que esta sea una comunidad pedaleable, con baja contaminación ambiental y en cotidiana relación con la naturaleza. Esta ruta recorre avenidas rodeadas de vegetación y llega hasta el mirador de Telegraph Hill. Dispone de inclinaciones intensas para el atleta y tramos totalmente planos para los pequeños que aprenden a montar bicicleta.

Nuestro plan maestro incluye el desarrollo de greenways, es decir, caminos verdes cuyo concepto es mucho más que veredas peatonales y senderos que hacen cómoda la caminata con amplias aceras y carril para bicicletas. Diseñados para rodear al peatón de escenarios que le alienten a preferir ir en bici o a pie a buscar una pizza o a un partido al Sports Park. En total serán seis kilómetros de greenways, que abarcarán una distancia que equivaldría a recorrer un camino desde el Parque Omar hasta Punta Paitilla. Todos nuestros greenways llegarán al Grand Park, el parque central de Panamá Pacífico, de seis hectáreas, que será el eje de la actividad de la comunidad con anfiteatro y áreas de juego.

El proyecto de compensación ambiental de Panamá Pacífico restaura bosque tropical en 400 hectáreas en la región de Mocambo donde sólo había paja canalera. Antes de iniciar el proyecto de restauración forestal, la zona era quemada todos los años por los vecinos, de manera que era indispensable erradicar esta mala práctica para poder restaurar y luego preservar el bosque que se estaba plantando en el lugar. Comenzamos por educar a los estudiantes de las tres escuelas del área sobre la importancia del bosque para la comunidad y los perjuicios de la quema. Los propios estudiantes sembraron los primeros plantones en 2010, y seis años después, 100 hectáreas de bosque restaurado están listas para ser entregadas al Estado panameño.

El vuelco hacia la naturaleza es una tendencia global y local, en respuesta a la desconexión humana que se experimenta cotidianamente y que motiva regresar a lo básico, a caminar más, a conectarse más con las personas y con la naturaleza. Esta motivación es hoy una realidad que te invitamos a vivir, a tu manera y cada día, en Panamá Pacífico.