Conectados desde la esencia
01
Oct

Panamá Pacífico siempre ha sido un punto de conexión estratégica. Por eso en 1941 se establece la Base Aérea de Howard, para servir durante la Segunda Guerra Mundial como punto vital de defensa ante posibles ataques de alemanes y japoneses, logrando convertirse en el mayor aeropuerto de Latinoamérica en el Pacífico.

Para el expresidente de la República y negociador de los tratados Torrijos-Carter, Nicolás Ardito Barletta, Panamá Pacífico es pieza clave en la estrategia de conectividad integral del país, que incluye también al Canal de Panamá, el Aeropuerto internacional de Tocumen y la aerolínea panameña COPA, las telecomunicaciones con los cables submarinos de fibra óptica que pasan al lado del Canal, la conectividad financiera del centro bancario y la logística de los puertos de contenedores, la Zona Libre de Colón y Ciudad del Saber.

El impacto de esta zona para conectar se amplía cada vez más, desde hace 10 años que inició su operación, se propuso desarrollar una comunidad modelo donde se pudieran gozar todas las alternativas de libre acceso y tránsito, con el concepto de enlazar personas, entidades, negocios y lugares.

Bajo esta filosofía muchas empresas establecidas se han unido a residentes, organizaciones y colegios para llevar a cabo actividades formativas, culturales, sociales como las siembras de árboles entre colaboradores de Dell y estudiantes del colegio Howard Academy, la actividades deportivas y competitivas como la ciclovía que lideran Latin Bikes y el grupo ciclístico de Pacifico Riders, programas como el Hub de Emprendimiento que, a través de una serie de eventos de innovación y emprendimiento han logrado conectar inversionistas, mentores y emprendedores. En el sector logístico también se han logrado sinergias con las que han acortado las distancias para distribuir productos en el menor tiempo posible, con menores costos operativos y con mayor acceso a diversos puntos alrededor del país y la región; generando una cultura colaborativa que se impregna a todos los niveles.

GRANDES OBRAS TRANSFORMADORAS

Dentro de la visión de progreso del estado panameño se han puesto en marcha grandes obras transformadoras que impulsen el intercambio de recursos y talentos entre Panamá Centro, Oeste y hasta Chiriquí.
El Ing. Edgar Hernández, Director de Construcción de London & Regional, experto en desarrollo de infraestructura y con una amplia trayectoria de proyectos a nivel nacional, no puede esconder su entusiasmo por los cambios que ya están en marcha. La primera de las obras que es ampliamente visible es la ampliación de cuatro a ocho carriles de la carretera Panamericana, que tendrá una distancia de 10 kilómetros aproximadamente, con cinco intercambiadores y mejoras a estructuras existentes, lo que duplicará la capacidad de la vía y reducirá los tiempos de traslado significativamente. Además, explica Hernández “no solo son ocho carriles que van de aquí hasta Arraiján, te conectarás directamente con el acceso al puente Centenario recorriendo apenas 9 km, vas a llegar al Centenario en minutos”.

El Cuarto puente sobre el Canal de Panamá es otra obra transcendental, se estima en un período de 42 meses, a un costo superior a $1,000 millones, esta obra es considerada la segunda más grande del país, después de la ampliación del Canal de Panamá. El proyecto del cuarto puente tiene una extensión de 6.5 kilómetros desde Albrook Mall hasta la entrada de Panamá Pacífico. La tercera línea del metro será un monorriel que partirá de Albrook, haciendo su primera parada en la estación de Panamá Pacífico y continuando su recorrido de 26.7 kilómetros en su fase inicial, hasta Ciudad del Futuro; con lo que se estima cubrir una demanda de 20 mil pasajeros en un sentido, en horas pico.

Además de estas obras para inicios de 2019, el Canal de Panamá ha programado que inicie operación la carretera de Borinquen, paralela a la vía acuática y que servirá como vía auxiliar para el transporte de contenedores. La obra de 7.7 kilómetros conectará el puente Centenario y el Corredor Norte, ayudando a agilizar el tráfico vehicular de aproximadamente 500 camiones que transitan diariamente por la zona.

EXPLORANDO NUEVAS FORMAS Y ESPACIOS DE MOVILIDAD SOSTENIBLE

El concepto de conectividad es esencial en todo Panamá Pacífico abarcando no sólo las conexiones con otras zonas urbanas sino también estableciendo un modelo de conectividad interna. Por eso, se ha concebido un amplio e innovador sistema de movilidad sostenible que mejora la calidad de vida de la comunidad en donde es posible andar a pie, en bicicleta, bus, auto o metro en el futuro.

¿Pero qué significa movilidad? El concepto de movilidad sostenible es relativamente nuevo en nuestro país, Arturo Saenz, Gerente de Planificación de Panamá Pacífico, explica: “La movilidad es la creación de las alternativas que le das para un usuario de ir de un punto A a un punto B. Y no solamente crear las alternativas, sino construirlas, fomentarlas y efectivamente comunicarlas”.

Hoy por hoy, podemos hablar de cuáles son las opciones de movilidad que ya hay dentro de Panamá Pacífico. Además de contar con la presencia de transporte público y sistemas de taxi y coberturas de plataformas como Uber o Cabify, se cuenta con una ruta de bus interna para la movilización dentro del área. “Desde el día uno hemos tenido transporte privado para los colaboradores para que vayan entre Panamá Pacífico y los diferentes sectores de Panamá Oeste, Centro y Este. Ya están construidas las primeras ciclovías. Yo creo que puedo decir sin equivocarme que Panamá Pacífico es el único lugar donde tantos niños y padres están yendo en bicicletas al colegio y donde próximamente también muchos residentes podrán ir a trabajar en bicicleta, al International Business Park. Eso es generación de movilidad de un punto A a un punto B mediante una ciclovía donde todos se sientan seguros.”, indica Saenz.

Otra pieza clave en este programa de movilidad interna, son los parques y senderos interconectados llamados Greenways, con un recorrido planificado de 8 kilómetros distribuidos por toda el área, que han sido diseñadas para caminar y pedalear, manteniendo la conexión con la naturaleza. Todos estos caminos tendrán un mismo punto de encuentro, el Grand Park, futuro parque central de seis hectáreas en donde se desarrollarán periódicamente múltiples actividades recreativas. Un elemento clave será también la ampliación del Boulevard de Panamá Pacífico a seis carriles, dos de ellos destinados al Rapid Transit para un eficiente transporte interno, generando calidad de vida al usuario que reside, trabaja o visita la zona.

Después de 40 años en los que Panamá se ha preparado y demostrado responsabilidad al cumplir el compromiso adquirido con el comercio mundial, se puede asegurar que el país está listo para las tareas que plantea la privilegiada conectividad geográfica y la comunidad de Panamá Pacífico a su vez está evidentemente comprometida con su aporte en tan importante misión.