Cerramos el año recordando lo que somos: Una comunidad extraordinaria
27
Dic

Culmina el año, tiempo en el que regularmente revisamos lo vivido y se recarga la esperanza para asumir los retos del futuro, tiempo oportuno para reconectarnos con nuestra esencia y recordar lo que somos. El ecosistema de Panamá Pacífico inspirado en los principios más progresivos del diseño urbano se distingue por una buena vibra incomparable, que sientes desde que ingresas al proyecto de 1.400 hectáreas, donde crece una comunidad extraordinaria, integrada de exuberante talento.

UN ESPACIO DE EXPERIENCIAS MEMORABLES

Calles amplias, un trazado seguro de ciclovías, greenways o parques interconectados, escuelas internacionales de vanguardia, comercios y empresas rodeadas de más de 600 hectáreas de entorno natural tejen el escenario en el que las personas pueden vivir experiencias memorables. Sumado a esto, se encuentra la visión de ciudad inteligente, que, a través del Centro de Seguridad Integral (CSI), pionero en la región latinoamericana, por su extensa cobertura, la avanzada tecnología de sus sistemas y la rápida respuesta de sus agentes en el área residencial y comercial, dan una seguridad inigualable a la zona. Además, iniciativas como el Pacífico Life Center un centro creado para brindar información de interés, facilitar una amplia gama de servicios, eventos, la reserva de amenidades y atención de las necesidades personales y familiares de los residentes, garantizan que la experiencia de vivir sea más confortable.

Al recorrer el área nos encontramos con hogares vanguardistas, en los que el diseño arquitectónico se conjuga con una imponente naturaleza y bosques tropicales. Un ejemplo de esto es el proyecto River Valley, con casas unifamiliares y Garden Apartments, interconectado por una red de senderos, contrastada con su estilo de construcción único que genera cercanía e integración entre sus veredas, el río, los apartamentos y las casas llevando al usuario a sentir una mágica combinación de tranquilidad, aventura y paz, lo que junto a su calidad lo hizo acreedor del premio de Excelencia Capac 2016 como mejores obras, en la categoría vivienda.

Otros proyectos que impactan son las residencias de Nativa, de sofisticada arquitectura; Madeira, un exclusivo edificio con rooftop, salón de fiesta y gimnasio privado, ideal para ratos de esparcimiento; Parterre y Bosques del Pacífico, con apartamentos y casas respectivamente rodeados de greenways, club house y gimnasio, que como todos los demás invitan a un estilo de vida saludable; y Explora, en su fase inicial serán apartamentos orientados a quienes aman la aventura, el deporte y la naturaleza; convirtiendo a la comunidad en un espacio extraordinario para vivir e invertir.

Lo más fascinante, desde luego, no son las construcciones per se, sino lo que sucede en términos sociales alrededor de ellas y la calidad de vida que se experimenta. En Panamá Pacífico se cultivan los imaginarios sociales que caracterizan este lugar, forjar valores comunes e intereses compartidos, a través de distintos enfoques y actividades.

Un maravilloso ejemplo de esto es la biofilia o el impulso vital de conectar a las personas con la naturaleza, que se traduce en proyectos que van desde la creación de huertos caseros, nuevas formas de movilidad y hábitos de vida saludable, con los Wellness Morning o talleres de cocina que lidera la nutricionista deportivo y residente Andrea Rivas, hasta la vinculación a actividades culturales y eventos musicales que promueven el talento y reconocen la música y el arte como un agente de desarrollo, tal es el caso de los festivales musicales Positivistmo, Green Sunset y los mercaditos Pop up; e iniciativas deportivas que han posicionado a Panamá Pacífico como el lugar favorito de profesionales y principiantes de disciplinas como caminata, carreras del Circuito Trail y ciclismo como el Powerman, Cable Onda Ride, que en sus dos ediciones se ha realizado en la comunidad.

Este mismo escenario también se presenta en la comunidad comercial, por los distintos espacios con los que cuenta el International Business Park (IBP), para conectar a las personas, a través de los más de 25 comercios, bancos y servicios, el diseño del parque de negocios que promueve el acceso caminando, en auto o en bicicleta; además del Conference Center, un auditorio en el que se han realizado en el último año más de 120 eventos, conferencias y capacitaciones para el desarrollo del recurso humano.

Los After Office, han llegado los jueves para entretener a los colaboradores, lo que se ampliará con la llegada de Brew Stop y Bistro by Tantalo, al igual que las jornadas de fit combat y zumba. Además, colaboradores de varias empresas han conformado equipos para entrenar distintas disciplinas deportivas como ciclismo, atletismo, cayuco, entre otros. Aunado a una cultura de colaboración que busca mantener unida a la comunidad, como la filosofía africana Ubuntu que simboliza “soy lo que soy por lo que somos todos”.

Israel Meza, Gerente de 3M, destaca como esto impacta en la calidad de vida de los que habitan la zona. “Vivo y trabajo en Panamá Pacífico, y puedo afirmar que la calidad de vida no tiene precio. Para los colaboradores es un área donde hay un ambiente laboral muy positivo. La ubicación de las instalaciones de 3M en medio de la naturaleza, todas las infraestructuras de servicio dentro del área son beneficios que convierten a Panamá Pacífico en el área perfecta” destaca Meza, quien añade “yo estoy muy feliz de estar aquí, trabajando y viviendo”.

GENTE EXTRAORDINARIA CREANDO COMUNIDAD

Una comunidad extraordinaria se constituye de personas que van más allá de lo ordinario. Panamá Pacífico tiene varias historias en sus sendas, una de ellas es la de César Barría, símbolo del deporte panameño por sus múltiples travesías en mar abierto. César, junto a su esposa Catherine Armour, encontró el lugar para construir los cimientos de su hogar. “Hay un gran ambiente, se respira aire fresco, hay buena vegetación, hay entretenimiento, el ambiente está hecho para que lleves una vida saludable, no solamente en lo físico sino en lo emocional. Es algo integral” explica el atleta. “No se trata de ser perfectos, sino de hacer las cosas con excelencia, creo que Panamá Pacífico es un lugar de excelencia”, añade Barría.

El campeón de cayuco y remo Jeisson Tovar coincide con esto, además eligió vivir en la zona porque reconoce la calidad de vida incomparable que ofrece el proyecto “y me parece el lugar perfecto para mí y mi futura familia”, comenta Tovar, quien disfruta “las áreas verdes, la cercanía a la playa, donde puedo practicar todos mis deportes favoritos”.

Es posible afirmar entonces que el mayor legado que Panamá Pacífico está gestando entre sus innovadoras construcciones es una poderosa comunidad, capaz de servir de modelo, por la integración, ideas, visión, negocios y relaciones duraderas y de alto impacto que se generan.

El entorno de la comunidad estimula en sus habitantes su mejor versión, Sandra Oyarzun, quien junto a su esposo Hector Oyarzun, presentó una propuesta, a través del Pacífico Life Center, para establecer F.C. Shooting Stars, la primera academia de fútbol en la comunidad es una muestra de ello.

A su llegada a Panamá Pacífico, hace más de 3 años, su pasión por el deporte les motivaba, a reunirse junto con sus hijos en las canchas del Sports Park. Luego empezó a practicar los martes y jueves a un grupo de cinco a seis niños, entonces, se corrió la voz, y lo que empezó con pocos, creció hasta reunir más de 100 talentos en la actualidad.

Al igual que Sandra hay otras historias como la de Román Torres, el capitán de la selección de fútbol de Panamá. Torres, antes de ir al mundial tenía claro que esa meta era temporal, pero él busca dejar un legado permanente que en Panamá Pacífico podría desarrollar. “…el mundial va a pasar y yo quiero seguir rescatando a la juventud que hoy día está en [riesgo], quiero ayudarlos a ser alguien en la vida, a través de mi proyecto… ese es el legado que quiero dejar”. Es así como asegura haber encontrado el lugar perfecto para vivir con su familia y trabajar por ese sueño. Además, encontró en Panamá Pacífico la seguridad y tranquilidad que necesitaba. “El proyecto en sí es maravilloso”, añade el futbolista.

Torres se suma a los testimonios que durante 10 años, reflejan cómo es prioridad en la comunidad Panamá Pacífico, que sus residentes, colaboradores y visitantes, gocen de un ambiente de bienestar, con múltiples amenidades y recursos indispensables para llevar una excelente calidad de vida, crecer y desarrollar su máximo potencial.