Billy Gordón, dispuesto a contagiar con sus sueños
31
Oct

Gordón es un joven atleta panameño, con más de 18 años de trayectoria en el deporte nacional, ícono de tenacidad y pasión.

Ha representado a Panamá en dos Juegos Panamericanos y tres mundiales ITU, además de ser el primer panameño en lograr clasificar en la categoría profesional a un mundial de triatlón Xterra.

A sus 24 años, Billy ha logrado construir una carrera deportiva imparable, su memorable hazaña en el Iroman 70.3 de Panamá, refleja la calidad de un atleta de alto rendimiento preparado para seguir alcanzando sueños.

La carrera deportiva de Billy empieza a los nueve años de edad, teniendo como inspiración a su padre. Su primera afición deportiva es el beisbol. Sin embargo, no es hasta cuando conoce la natación, un momento que él describe como su amor a primera vista, y que despierta en él, una pasión que cada vez lo lleva más lejos. A los 10 años se convierte en un triatleta, que recorre el mundo, y conquista sueños.

“He dedicado mi vida al deporte desde muy chico, y hoy en día seguimos haciéndolo con todas las ganas, con toda la pasión del mundo. Cada vez buscando metas más grandes, objetivos más grandes, como completar un ciclo olímpico, por ejemplo”.

Disciplina, clave en la conquista de sueños

Billy tiene claro que los sueños solo se hacen realidad cuando la disciplina forma parte de nuestra vida, por ello su entrenamiento es riguroso.
“Entreno todos días de la semana: los martes, jueves y sábados, son días bastante pesados, en los que hago las tres disciplinas. Empiezo nadando en las mañanas, una hora cuarenta y cinco minutos; luego dos horas de ciclismo, y finalizo con una hora de running”.

Para Billy son días bastante intensos por lo general, básicamente mucho trabajo de series dentro del agua, y mucho trillo en bicicleta.
Su día a día es un desafío continuo que le exige un esfuerzo adicional en su entrenamiento, partiendo de una autoevaluación que le sirve para identificar aquellas áreas que debe mejorar.

Panamá Pacifico, una alianza para conquistar sueños

El rostro de Billy se ilumina cuando describe todo lo que tiene planeado con la reciente alianza estratégica con Panamá Pacífico.
“Realmente me impresiona toda el área que tiene Panamá Pacifico para entrenar, área verde que viene bien para correr, para hacer ciclismo, y hasta natación con una piscina de 50 metros, ¡es perfecto! tiene todo lo que necesita un triatleta”.

Pero su visión va más allá de los beneficios que un atleta pueda valorar en Panamá Pacífico. Billy Gordón convencido de compartir los mismos objetivos de Panamá Pacifico sobre la necesidad de potenciar la convivencia social en la comunidad, asegura que, con la experiencia adquirida en campamentos en diversos países, cursos y competencias, se puede impactar de forma positiva la sociedad panameña.

“Mi idea siempre ha sido aportar algo a la sociedad, a los niños, a los adultos, quisiera verlos crecer dentro del deporte, no tiene que ser solamente el triatlón. La iniciativa contempla clínicas deportivas dentro del área de Panamá Pacífico, aprovechando el área de Veracruz para incluir actividades acuáticas o de aguas abiertas”.

Para Billy la educación es un pilar esencial en este proyecto, por ello contempla gestionar la participación de profesionales destacados en distintas áreas, como entrenadores que puedan hablar del tema de lesiones, entrenamiento, etc., o bien, nutricionistas que puedan orientar en el tema de la nutrición que es clave para un buen rendimiento.

“Hay muchos temas que quisiera integrar dentro de esta alianza y aprovechar que podemos hacer grandes cosas juntos”.

Para Billy Gordón Panamá Pacífico es un tesoro de la naturaleza que motiva, inspira y alienta a conquistar sueños.

“Lo que veo me encanta, el verde que rodea a Panamá Pacifico, es una de las razones por la que ahora práctico la disciplina Xterra, es algo que te saca de la monotonía de la ciudad y te permite apreciar la ecología, los senderos, y los trillos; a parte de la fauna que se ve dentro de ella. Todavía me maravillo con ver que increíblemente esto es Panamá Pacífico, un lugar que está tan cerca de la cuidad, y es nuestro. Me gusta mucho poder ver las montañas al fondo, este paisaje realmente que te motiva y te incentiva a entrenar en medio de la tranquilidad que te regala el ambiente”.